mapa de la esquina

2007: A distorted Reality

with one comment

No sé a que llamar punto de llegada, dirección prohibida o lugar de residencia. No tengo ganas de ver a la mitad de mis amigos y, a los que veo, los quiero devorar y llevarlos en mis tripas para poder estar más tiempo con ellos. Me enamoro tantas veces como desordeno mi habitación y no encuentro nunca ese lugar en el que deje la contradicción que se unía al desatino de la semana pasada. He mentido tantas veces como me ha apetecido y construir un personaje fue mucho más insensato y productivo (términos casados). Ahora soy yo, que para algo es lo que quiero ser. Mi esquizofrenía es una hipérvole que rima en asonante y la intolerancia se ha convertido en mi fuente de inspiración.

Ya no me masturbo mirando los autobuses, pero mi opción sexual sigue siendo la anticonstitucionalidad: ni me etiqueto ni me dejo etiquetar. Digo que viva la poligamía, pero no encuentro muchas voces que quieran ser mis coristas. Los aplausos son parte del ALT más CTRL más SUPR.

Tengo siete enemigos más y ahora el rencor solo vale para quien se quiere ahogar en el plato de la ducha. Hice de mi vida mi propia obra y la deshice con cuatro rayas de speed.

No me importa más lo que está de más. Y todo lo que sobra, sobra. El quedirán es para los que dicen, pero nunca para el que otorga. No tengo casa propia y tampoco la quiero. Mis padres me pagan las uve dobles que no me atrevo a teclear. Cuando hablo me invento tantas palabras como me apetece y cuando escribo me entiende quien quiere entenderme. Uso frases hechas a diario, porque a buen entendedor, pocas palabras sobran. La mitad de las veces no me entiendo, pero te entiendo a la perfección. Me da asco, no lo aguanto, me saca de quicio. Y así cada día. Me liberan las zancadillas y saber que alguien llora por mi. Frego los platos nada más usarlos y mi perro es más importante que mi pasado. No miro atrás, pero me quedo con lo aprendido. Sueno a autoayuda, odio a Coelho y Jodorowsky.

Quiero seguir desatandome y, a la vez, ser el empollón más macarra de la primera fila. Beber coca-cola es para capitalistas y yo me bebo unos 70 litros. Sube el café, baja el té y, directo al uno, llega el vodka.

Que no pare la música, baila y baila hasta caer agotado.

Utilizo el desenfreno nocturno para gritar lo que (para mi no, para ti tal vez) son pecados capitales. Me llevo un noruego con agujero entre pecho y pecho, y un camarero romántico parisino, una madre comprensiva a más no poder y una nueva familia madrileña. El diez es de Casielles… podría haber sumado siete marcas de defunción. Los descubrimientos del año, Rueda y Cardoza, guardan más piropos que almohadas.

Las cosas ya me dan bastante igual. Me abro como una lata oxidada y con eso no pretendo demostrar nada, solo que me da igual. Si vengo o voy, si me dicen o me contradicen… Lo que me importa es vivirme, que dará para unas mil líneas más.

2008, por el culo os la entocho.

Written by hiperventilado

23 diciembre 2007 a 11:13 pm

Publicado en 1

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Se te va la pelota… ergo me encantas. Da gusto verte así de enérgico o enrgético. También me gusta el nuevo look de la esquina. Más minimalista, como nuestras esquinas de verdad.
    Te escribo cuando pasen los caos de abuelos y cerdo con orejones.

    Casiopeia

    24 diciembre 2007 at 10:54 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: